Para que la fauna llegue al corazón y la mente

Viernes, Julio 22, 2016

Ernesto Guevara Ibáñez, especialista principal de Educación Ambiental .jpg¿Qué ocurre en la mente de un niño cuando palpa por primera vez en su vida la dura piel de un cocodrilo, el carapacho de una jicotea, el pelaje de un chimpancé o el plumaje de un gavilán de monte?

¡Hay que ver el rostro de un estudiante, al experimentar esa extraña mezcla de asombro y satisfacción, cuando puede interactuar con animales que solo ha visto en la televisión, el cine, los libros o en soportes digitales!

Sin embargo, más allá del mundo de percepciones y sensaciones, está el del razonamiento. Conociendo a los animales, sus hábitos alimentarios y reproductivos, entre otras características, se llega más fácil a amarlos, a sentirlos como parte de la gran familia que habita la Tierra.

Ese es, precisamente, la razón de ser del colectivo de trabajadores del Jardín Zoológico de La Habana, en especial del área dedicada a la Educación Ambiental, al decir de Ernesto Guevara Ibáñez, licenciado en Biología y especialista principal de tal esfera en la institución.

“Es amplio el programa veraniego de educación ambiental en este espacio de la barriada de Nuevo Vedado, en el municipio de Plaza de la Revolución, desde visitas guiadas y dirigidas, hasta charlas educativas y talleres sobre la diversidad del mundo animal”, explica Guevara Ibáñez, mientras su colega Yamilé Fuentes apoya el intercambio con una muestra del amplio archivo digital de fotografías que conservan con celo.

En estos cursos teóricos y prácticos -prosigue el especialista principal- se destacan los dedicados a aves, primates, reptiles y mamíferos, cada uno con matrícula para 30 niños.

Guevara Ibáñez subraya que cuidar, proteger y conservar la fauna silvestre son los objetivos esenciales de estos cursos, que convidan a conocer también las especies endémicas cubanas presentes en una institución por la que han pasado generaciones y generaciones de habaneros, además de visitantes de otras provincias y de disímiles países.

En estos talleres, que tienen ediciones también en abril y diciembre, los niños pueden intercambiar con las especies y conocer sobre los hábitos de alimentación y reproducción, longevidad, además de anécdotas de los cuidadores, agrega el experto.

Explica que las especies endémicas presentes en el Jardín Zoológico de La Habana son: tres aves (catey, cotorra y gavilán de monte) varios grupos de reptiles (majá de Santa María, cocodrilo, iguana y fauna acompañante -perritos de costa-) y una de mamífero (la jutía).

Una de las clases más gustadas es la relacionada con la cetrería o amaestramiento del gavilán, que los niños la practican con ayuda de un técnico, subraya Guevara Ibáñez, mientras yo me hago idea de hasta dónde puede volar, con esa experiencia, la imaginación de los pequeños.

Fotos: Reinaldo Santana López y Cortesía del Grupo de Educación Ambiental, del Jardín Zoológico de La Habana.

Ernesto Guevara Ibáñez con pioneros que visitan el zoomuseo. Foto: Cortesía del Jardín Zoológico de La Habana

Ernesto Guevara Ibáñez en el zoomuseo. Foto: Zoológico de La Habana.

 

Premiación de un concurso de dibujo. Foto: Zoológico de La Habana.

Premiación de un concurso de dibujo. Foto: Zoológico de La Habana.

 

Charla educativas herpetario. Foto: Zoológico de La Habana.

Charla educativa en el herpetario. Foto: Zoológico de La Habana.

 

Yamilé Fuentes, especialista en Educación Ambiental. Foto: Zoológico de La Habana.

Yamilé Fuentes (I), especialista en Educación Ambiental. Foto: Zoológico de La Habana.

 

El contacto con los animales apasiona a los visitantes. Foto: Zoológico de La Habana.

El cocodrilo, otro de los atractivos de los talleres didácticos. Foto: Zoológico de La Habana.

 

Interesante práctica del amaestramiento del gavilán de monte. Foto: Zoológico de La Habana.

Interesante práctica del amaestramiento del gavilán de monte. Foto: Zoológico de La Habana.

 

El zoológico extiene sus enseñanzas al Hospital Nacional de Rehabilitación Julio Díaz. Foto: Zoológico de La Habana.

El zoo “se traslada” al Hospital Nacional de Rehabilitación Julio Díaz. Foto: Zoológico de La Habana.

 

Charla de los guardianes del zoológico. Foto: Zoológico de La Habana

Charla de los pequeños guardianes del zoológico. Foto: Zoológico de La Habana.

 

Una experiencia inolvidable, mucho más para personas con discapacidad visual. Foto: Zoológico de La Habana.

Una experiencia inolvidable, mucho más para personas con discapacidad visual. Foto: Zoológico de La Habana.

 

Pocos pequeños tienen oportunidades como esta. Foto: Zoológico de La Habana.

Pocos pequeños tienen oportunidades como esta. Foto: Zoológico de La Habana.

Be Sociable, Share!

Leave a Reply