El humanismo de Fidel en dos libros de Fontaine

Miércoles, Agosto 12, 2015

Presentados en La Habana libros sobre Fidel

Presentados en La Habana libros sobre Fidel.

Muy pocos en el mundo han disfrutado el privilegio de ser escolta de un jefe de Estado que haya expuesto tanto la vida por su pueblo, dirigiendo y participando directamente en acciones tan arriesgadas, como la lucha contra bandidos, ante una invasión miliar o en el rescate de damnificados por huracanes, penetraciones del mar u otros fenómenos extremos.

Este es el caso del teniente coronel Elvin Fontaine Ortiz, quien ilustra en sus dos más recientes libros los rasgos que más admira del líder histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro: el humanismo, el valor, la audacia, la perseverancia, la inteligencia y la capacidad estratégica.

Los textos se intitulan Fidel desde el Punto Uno a Playa Girón y Fidel al frente del rescate, que fueron presentados en el Memorial José Martí, de La Habana, este 12 de agosto, víspera del cumpleaños 89 del Comandante en Jefe.

El primero de los libros es fruto de una investigación histórica, realizada desde 1982 hasta 2011, y constituye un testimonio casi inédito de la participación directa de Fidel en la dirección de las acciones militares contra las fuerzas mercenarias, financiadas y dirigidas en 1961 por el Gobierno de los Estados Unidos y la Agencia Central de Inteligencia.

Presentados en La Habana libros sobre FidelFontaine Ortiz narra cronológicamente los hechos, basado en entrevistas exclusivas realizadas a siete de los escoltas personales del líder histórico de la Revolución -quienes lo acompañaron día y noche desde el 15 hasta el 21 de abril de ese año-, las notas taquigráficas tomadas en el Estado Mayor de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (Punto Uno), desde donde Fidel efectuaba llamadas telefónicas e impartía órdenes a todos los mandos del país, y posteriormente durante visitas a las celdas donde se encontraban los mercenarios.

Esta investigación se apoya también en las entrevistas a jefes militares que estuvieron en tres de los frentes de combate cuando la invasión mercenaria a Girón; la narración inédita del entonces capitán Raúl Curbelo Morales, designado jefe de la Fuerza Aérea Revolucionaria, y otras personas allegadas al dirigente, así como también en documentos desclasificados por Cuba.

En la otra obra (Fidel al frente del rescate), Fontaine reúne 13 entrevistas suyas a las personas que estuvieron cerca del jefe de Estado desde el cinco hasta el 12 de octubre de 1963, durante el paso por el oriente de Cuba del huracán Flora, uno de los fenómenos naturales más devastadores de la historia de la Isla. A raíz de este acontecimiento, Fidel tuvo la idea de desarrollar la voluntad hidráulica. Antes de 1959, había solamente 13 embalses en el país, con capacidad para almacenar en común 48 millones de metros cúbicos. Hoy tenemos 242 embalses, capaces de guardar más de nueve mil millones.

La idea de escribir textos como estos surgió el 28 de abril de 1969, me explica el propio autor, quien abunda en detalles: “Íbamos en un barco por las cercanías de la entonces Isla de Pinos (hoy De la Juventud); Fidel leía un libro con gráficos y fotos de la revista Life, sobre la flora de la Tierra desde la prehistoria hasta ese momento, y él dijo que nosotros podíamos hacer un trabajo similar en Cuba, con imágenes en colores, para recoger la obra constructiva de la Revolución: autopistas, carreteras, presas, escuelas, hospitales, el desarrollo genético, con fotos del famoso toro Tauro… Fue así que surgió la idea de fundar el centro fotográfico Estudios Revolución. En ese viaje íbamos Fidel; su ayudante personal, Bienvenido Pérez Salazar; el Comandante René Vallejo, el fotógrafo Jesús Naón y yo, que tomaba notas.

El humanismo de Fidel en dos libros de FontaineEn aquel entonces Fidel dijo: “Esto es parte de la historia de la Revolución, pues no tenemos en un solo lugar una constancia de los cientos de aventuras y hechos ocurridos. Hemos participado en la lucha contra bandidos en el Escambray, estuvimos en playa Girón, en el huracán Flora y en otros hechos, de los que no se ha escrito”, recuerda.

Partiendo de estas ideas, años después me dediqué, en mi tiempo libre, a realizar entrevistas y una investigación histórica minuciosa sobre los acontecimientos que Fidel mencionó en aquella conversación.

Los libros Fidel desde el Punto Uno a Playa Girón, de la Editorial Ciencias Sociales, y Fidel al frente del rescate, de la Editora Política, constituyen un testimonio invaluable que permite un acercamiento, a través de relatos, a la gran dimensión humanista de Fidel.

“En una ocasión le pregunté al historiador Eduardo Torres Cuevas si él sabía de algún otro estadista en la historia que, por salvar vidas, hubiera arriesgado la suya propia. Me dijo que no. Yo tampoco conozco un caso similar al de Fidel, que participó directamente, por ejemplo, en las tareas de salvamento a los damnificados y, luego, en la distribución de alimentos y agua cuando las grandes inundaciones provocadas por el ciclón Flora, que exigieron riesgosas tareas de salvamento. ¡Había que verlo cómo se lanzó a las aguas en medios anfibios para rescatar a personas aisladas, subidas en los techos de las casas o en las ramas de los árboles!”, rememora Fontaine Ortiz.

“Fue Fidel quien organizó y dirigió personalmente muchas de las labores de rescate y el envío de alimentos, medicamentos, ropas y otros productos a los pobladores por medio de helicópteros, anfibios, barcos y camiones. Fidel se convirtió en una especie de dios de las aguas en medio de aquel diluvio”, resume el escritor, licenciado en Periodismo y autor también de poesías, cuentos y canciones. (Fotos de la AIN y de la periodista de esa agencia noticiosa, Elsa Pelegrín)

Be Sociable, Share!

Leave a Reply