Invitación de la Arqueología, desde el lecho marino

Miércoles, Abril 29, 2015

Restos de la fragata española NavegadorLas que pueden ser consideradas como cautivantes páginas de un libro de arqueología subacuática, escrito hace 201 años, yacen hundidas aún frente al litoral norte del occidente cubano.

Se trata de la fragata española Navegador, cuya fornida construcción en Nueva York no pudo con el embate de dos tormentas consecutivas en el Caribe, que acabaron con depositar en el fondo marino la estructura del buque y la valiosa carga que transportaba desde Inglaterra.

A descubrir parte de esa historia invita el Gabinete de Arqueología de la Oficina del Historiador de la Ciudad, que escogió este tema para iniciar el cinco de mayo un ciclo de conferencias sobre arqueología e historia, con acceso libre del público.

El licenciado Antoni Fonollá, especialista en Arqueología Histórica, explicó que la temporada se extenderá durante lo que resta de año (excepto agosto y diciembre) e incluirá una disertación cada mes, de 2:00 p.m. a 4:00 p.m., en la sede de la propia institución, en la calle Mercaderes No. 15 entre O’Reilly y Empedrado, en La Habana Vieja.

La conferencia que inaugurará el ciclo será impartida por el ingeniero químico y máster en Ciencias Manuel Almeida, quien abordará el tratamiento de conservación aplicado a elementos de madera (motones y vigotas) extraídos de la fragata Navegador, que zozobró el cuatro de febrero de 1814, en Boca Chipiona, Santa Cruz del Norte, territorio perteneciente entonces a La Habana, y hoy a la joven provincia de Mayabeque.

Escudilla de loza fina hallada en el Navegador 3Aditamentos para lámparas, grifos para toneles de vino y restos de vajillas de gran valor artístico, que conservan los vestigios de magníficos diseños, han sido rescatados del lecho marino, junto con fragmentos de piezas de Loza Fina, producida en la Fábrica Spode, una de las más importantes del Reino Unido que se mantuvo activa desde su fundación en 1776 hasta 2009, ya que un año después sus instalaciones fueron destinadas a otros usos.

Será un privilegio, entonces, escuchar la conferencia de Almeida, profesor del Colegio Universitario San Gerónimo de La Habana, quien colabora con el Gabinete de Arqueología en la conservación del material arqueológico subacuático del naufragio Navegador -alias San Francisco-, reportado a la institución por pescadores en 2011. Después de las correspondientes investigaciones, se logró su declaratoria como Monumento Local, mediante la Resolución No. 10 de la Comisión Nacional de Monumentos, de fecha 5 de junio de 2013.

Be Sociable, Share!

Leave a Reply