El neocolonialismo debe ser intolerable en América Latina y el Caribe

Jueves, Enero 29, 2015

Correa en clausura III Cumbre CelacEl mandatario de  Ecuador y nuevo presidente pro témpore de la la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), Rafael Correa, dijo que este organismo debe jugar un rol protagónico “en el proceso de descolonización en la región latinoamericana y caribeña” y debe ser el actor de referencia en la resolución de conflictos que atañen a los países de la región.

Ecuador recibió este jueves de manos de Costa Rica la presidencia pro témpore, durante una ceremonia de traspaso realizada en la capital costarricense.

Correa, dijo que trabajará en cinco grandes ejes: reducir la pobreza extrema y desigualdad; potenciar la educación, ciencia, tecnología e innovación; protección del medio ambiente; financiamiento de la arquitectura en la región, y el fortalecimiento del bloque.

En cuanto a la erradicación de la pobreza extrema “es un imperativo moral para nuestra región y el planeta entero, dicha pobreza es fruto de la inequidad y esta a su vez, consecuencia de perversas relaciones”.

Ecuador tomará medidas concretas para eliminar la pobreza en cinco años.  El mandatario ecuatoriano aseguró que con una mejor distribución de los recursos podrá eliminarse toda forma de pobreza.

“Actualmente hay 68 millones de latinoamericanos que viven en la extrema pobreza, en la etapa de desarrollo de nuestros países debemos eliminar toda forma de pobreza”, informó el mandatario ecuatoriano.

Correa destacó la necesidad de demandar a los contaminadores globales, “nuestros hermanos caribeños podrían enfrentar grandes catástrofes naturales”, así como los daños ambientales ocasionados por Chevron en la Amazonía ecuatoriana.

En cuando al eje de financiamiento de arquitectura en la región, Correa dijo que según estimaciones de la Comisión Económica para América Latina (Cepal)  se requiere invertir un 6.2 por ciento del PIB regional, es decir, cerca de 320 mil millones de dólares anuales hasta el 2020 para la construcción de infraestructura. “En la actualidad estamos invirtiendo apenas el 2.7 por ciento. Proponemos impulsar con voluntad política los grandes proyectos de infraestructura que garanticen nuestra integración, nuestra conectividad”.

CELAC, debe ser auténtico garante de los intereses de la región

El presidente Correa también rechazó cualquier tipo de injerencia “en contra de nuestros países, en contra de nuestros procesos democráticos”.

Rechazó de igual forma cualquier agresión o guerra económica contra Venezuela. “Estos hechos ratifican la necesidad de crear una instancia propia, renovada, creíble, que sea un auténtico garante de los intereses de los países de la región latinoamericana y caribeña”

“El bloqueo a Cuba constituye sin lugar a dudas el mayor atropello al derecho internacional, al derecho interamericano, y a los derechos humanos en nuestro continente”.

“Esta victoria del pueblo cubano es una verdadera lección de dignidad, de resistencia y de soberanía que Cuba transmite al mundo. Sin embargo, ese horizonte esperanzador no debe hacernos olvidar que Cuba aún sigue siendo víctima de una serie de medidas inadmisibles y atentatorias en contra de su soberanía y derecho internacional”.

Reiteró el apoyo a Colombia en su histórico proceso de paz. “Reciban todo el apoyo de la presidencia pro témpore de la CELAC en su valiente búsqueda de una paz definitiva para nuestra querida y hermana Colombia”.

Sobre la CIDH

El dignatario ecuatoriano lamentó las contradicciones que practica la Corte Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH) y llamó a los Gobiernos de la región a repudiar acciones que van contra la inestabilidad de los pueblos.

Sostuvo que es necesario profundizar la lucha por los derechos humanos a través del respeto, la tolerancia y el entendimiento.  “El mundo necesita derecho al pan, a la educación, a la salud y al trabajo digno”, dijo al tiempo que aseguró que la verdadera libertad sólo puede basarse en la justicia social

En cuanto a su visita a la CIDH dijo estar complacido de la invitación a un ente que a su juicio ha sido víctima de las política estadounidense. “No tengo nada contra la CIDH sino contra la burocracia que mancha sus filas”, apunto el mandatario.

La CIDH pierde cada día más legitimidad

Correa ha afirmado en otras oportunidades que la Comisión Interamericana para los Derechos Humanos (CIDH) pierde cada día más legitimidad y evidencia cada vez más que se maneja bajo los intereses de Estados Unidos.

“Es impresionante cómo “mangonean” la CIDH y cómo esta pierde cada día más legitimidad”, ha enfatizado  Corre,a tras señalar que ese órgano tiene sede en Washington pero ese gobierno no ha ratificado el Pacto de San José.

En su acostumbrado programa sabatino, Enlace Ciudadano, el jefe del Estado ecuatoriano indicó que la injerencia que este organismo pretende hacer en la región “son cosas intolerables en América Latina en el siglo XXI”, y en este sentido, agregó que “Ecuador no va a aceptar ningún tipo de hipocresía y colonialismo”.

“Cámbiense de sede y hablaremos o que Estados Unidos firme el Pacto de San José”, señaló el jefe de Estado que ya ha resaltado en otras ocasiones la necesidad de cambiar la sede de la CIDH. (Con información de Telesur).

Be Sociable, Share!

Category: Política

Leave a Reply