Un premio al desvelo por la cultura comunitaria

Jueves, Noviembre 27, 2014

 

Rosita Fornés, invitada al espacio “En vivo y en directo con Héctor Arturo y sus amigos”

Rosita Fornés, invitada al espacio “En vivo y en directo con Héctor Arturo y sus amigos”

No existe mayor placer que trabajar para el barrio, asegura el periodista y escritor Héctor Arturo Valdés, recién premiado con la Distinción Gitana Tropical, máximo reconocimiento otorgado anualmente por la Dirección Provincial de Cultura en La Habana.

Casi desde el mismo triunfo de la Revolución, este promotor cultural del Consejo Popular Carmelo, de El Vedado, en el municipio de Plaza de la Revolución, dio sus primeros pasos en esta labor. Apenas era un adolescente y ya organizaba espectáculos culturales, declamaba y hacía monólogos en las Patrullas Juveniles, la Asociación de Jóvenes Rebeldes y las Milicias Nacionales Revolucionarias.

Al fundarse los Comités de Defensa de la Revolución, el 28 de septiembre de 1960, ocupó los cargos de Cultura y Propaganda, a nivel de seccional y de distrito, donde asumió similares tareas, al igual que en la Organización de Pioneros de Cuba, hoy Organización de Pioneros José Martí.

Para él, también fueron años de intensa participación revolucionaria: el enfrentamiento a la invasión mercenaria de Playa Girón, en abril de 1961, la llamada Crisis de Octubre, el aporte en la recogida de café, en la Sierra Maestra, y en misiones de rescate y salvamento de campesinos, cuando las inundaciones ocasionadas por el huracán Flora, que se ensañó con la región oriental de Cuba, en 1963, y provocó una de las mayores catástrofes naturales ocurridas en la Isla.

A mediados de la siguiente década, se desempeñó como corresponsal de guerra en Angola, donde simultaneó esta labor con la de organizador de actividades de la Brigada Artística que recorrió todo ese país africano, a pesar de los peligros y amenazas de sudafricanos y sus mercenarios, empeñados en socavar, junto al imperialismo norteamericano, la independencia de la patria de Agostinho Neto.

Su vasta experiencia en el ámbito cultural y periodístico la pone en función de la comunidad. Muchos niños deben a Héctor Arturo la posibilidad de disfrutar en el barrio espectáculos con magos, payasos y músicos, además de departir con glorias del deporte cubano; actividades totalmente gratuitas, aunque sí representan un costo económico personal para este hombre, tan locuaz como apasionado, que día a día “toma el pulso” al acontecer de la localidad.

“Los griegos llevaron el arte a las masas y lo hacían en calles, plazas y cruces de caminos. En la Edad Media, trovadores y juglares también deleitaban a pobladores y transeúntes; milenarias prácticas que inspiran el despliegue de mi activismo comunitario”, explica.

Su quehacer cultural de más de medio siglo no ha sido óbice, sino complemento, de su labor como periodista y en los campos de la música y la literatura.

De su pluma y talento conocen la Agencia Latinoamericana de Noticias Prensa Latina y las revistas Verde Olivo, Siempre alerta, Moncada y SEPMI (Sociedad de Educación Patriótico Militar), órgano de prensa del cual fue director fundador, además de Radio Taíno, el diario Granma, la revista Bohemia y el semanario humorístico Palante.

Héctor Arturo ostenta la Orden Ho Chi Minh, la Medalla XXX Aniversario de la Victoria contra el Fascismo, que otorgaba la entonces Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, la Distinción XX Aniversario del Desembarco del Granma, las medallas de Combatiente Internacionalista, Raúl Gómez García y Juan Gualberto Gómez, y la Réplica del Machete del Generalísimo Máximo Gómez.

Su desempeño musical se distingue por la composición de las piezas “Del Turquino a las estrellas” -dedicada al primer cosmonauta cubano y latinoamericano, Arnaldo Tamayo Méndez, en ocasión de su vuelo espacial (1980)- y “Son para el campismo”, interpretada por el Grupo Sierra Maestra, además de himnos para varias líneas y direcciones del Ministerio del Interior.

 A fines de 2010, compuso tres temas, producidos en los estudios de la Empresa de Grabaciones y Ediciones Musicales, con música del maestro Carlos Faxas: “Volverán”, inspirado en los Cinco Héroes antiterroristas cubanos condenados injustamente en EE.UU.; “Salvar a la Madre Tierra”, una denuncia sobre el calentamiento global y sus graves consecuencias, y “La alegría de Enero”, dedicado al aniversario 52 del triunfo de la Revolución Cubana.

Asimismo, compuso la marcha “Es más irrevocable el socialismo”, utilizada como tema para las actividades por el aniversario 50 de la victoria en Playa Girón, y en la clausura del V Congreso del Partido Comunista de Cuba.

Be Sociable, Share!

Leave a Reply