Otra vez el mundo contra el bloqueo

Lunes, Octubre 27, 2014

bloqueo-contra-cuba1El imperialismo yanqui volverá a verse aislado internacionalmente en su obcecada política de cerco contra Cuba, cuando este 28 de octubre se someta a votación en la Asamblea General de la ONU la resolución que insta a Estados Unidos a levantar el bloqueo que impone a la Isla, desde hace más de medio siglo.

De seguro, será el vigésimo tercer año consecutivo que el mundo rechace la política hostil de Washington que pretende doblegar a la Revolución Cubana por haber defendido a toda costa la soberanía e independencia de esta pequeña nación del Caribe.

El pasado año, 188 países votaron en la ONU a favor de que Estados Unidos elimine el cerco genocida a Cuba, tres se abstuvieron y solo dos se pronunciaron en contra: el propio Imperio e Israel, su socio de crímenes en el Oriente Medio.

Aunque la Resolución de la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas “Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero de los Estados Unidos de América contra Cuba” carece de carácter vinculante, es decir, no obliga a su cumplimiento, constituye una muestra fehaciente del desacuerdo de la casi totalidad de los países respecto al bloqueo de Washington.

Y reitero el término bloqueo para referirme a esa política extraterritorial de sanciones unilaterales, considerada un acto de genocidio, en virtud de la Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio de 1948, y que se erige como el principal obstáculo al avance económico, social y cultural de Cuba.

Escribo nuevamente bloqueo con el propósito de designar al cerco más prolongado y severo que se haya aplicado contra país alguno en toda la historia de la humanidad, al que persigue el aislamiento, la asfixia y la inmovilidad de la Isla, al que persigue -sin tregua- cuanto material médico, escolar o de cualquier tipo necesite Cuba para sus niños, ancianos, embarazadas, adolescentes….

Digo una y otra vez bloqueo, que implica cortar, cerrar, incomunicar con el exterior para lograr la rendición del sitiado por la fuerza o por el hambre, y no la palabra “embargo”, como eufemísticamente lo denominan los grandes medios occidentales de prensa, para soslayar el hecho de que Washington aplica a Cuba medidas de tiempo de guerra, de una guerra no declarada contra el pueblo cubano.

Llamémosle, pues, con su nombre y apellidos: bloqueo económico, comercial, financiero, genocida y extraterritorial. Por eso, una vez más, el mundo condenará el bloqueo.

Be Sociable, Share!

Leave a Reply