Palma redescubierta vive solo en intrincado farallón cubano

Viernes, Octubre 3, 2014

Palma redescubierta vive solo en intrincado farallón cubanoExpertos en Botánica descartaron que haya ampliado la extensión de su hábitat la palma Coccothrinax rigida, endémica estricta de un seco farallón del oriente cubano, relocalizada en julio último, tras mantenerse oculta a la mirada de la ciencia durante más de siglo y medio.

Esa planta, descubierta en 1861 por el estadounidense Charles Wright, crece únicamente en un sector intrincado de La Catalina, localidad del municipio de Sagua de Tánamo, en la provincia de Holguín, a unos 740 kilómetros al este de La Habana.

Luego de su relocalización en julio último por el licenciado Raúl Verdecia Pérez, miembro del Comité Científico de la Flora de Cuba, se rumoró que el vegetal crecía a la entrada del Hospital Pediátrico Octavio de la Concepción y de la Pedraja, de la urbe holguinera, lo que motivó una visita del experto a esa área, donde ya había estado en otras oportunidades.

Son claras las diferencias entre una y otra especies, afirma el investigador Raúl Verdecia-

Son claras las diferencias entre una y otra especies, afirma el investigador Raúl Verdecia.

Integrante del Grupo de Especialistas en Palmas, de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, Verdecia Pérez explicó a la prensa que las plantas del Pediátrico corresponden a la Coccothrinax miraguama (variedad macroglossa), la más ampliamente distribuida en el archipiélago cubano.

Las que adornan la entidad sanitaria son de mayor porte (hasta 12 metros) y más follaje que las Coccothrinax rigida (que llegan a ocho metros de alto); el tronco presenta un diámetro (de 10 a 12 centímetros), casi tres veces superior, detalla el botánico, descubridor en 2006 -junto al italiano Carlo Morici- de una especie de palma endémica de Guantánamo.

El investigador cubano precisó que los ejemplares del Pediátrico presentan hojas con segmentos (de más de 60 centímetros) que duplican el largo y casi triplican la cantidad de los de la Coccothrinax rigida, vegetal adaptado a un ambiente de menor pluviosidad.

Además, en aquellas los segmentos están unidos en una porción considerable de las hojas, a diferencia del otro caso, en el que aparecen casi totalmente libres, especificó el especialista, quien labora en el Jardín Botánico de Las Tunas.

Añadió que el color de las hojas también difiere: en las Coccothrinax miraguama resulta plateado en el envés, mientras se torna verdoso en la especie endémica del farallón de La Catalina.

En suelo arcilloso crecen las palmas del Pediátrico, donde no pudieran hacerlo sus parientes, que germinan sobre rocas calizas carsificadas (diente de perro) de gran drenaje interno, coinciden en señalar Verdecia Pérez y Milián Rodríguez Lima, coordinador nacional de la Sección Científica de Palmas de la Sociedad Cubana de Botánica.

Las notables diferencias morfológicas entre una y otra especies fueron corroboradas también mediante análisis comparativos efectuados recientemente por expertos del Instituto de Ecología y Sistemática, de La Habana, a partir de las muestras depositadas en el Herbario Nacional de Cuba, radicado en esa entidad.

Más de un centenar de especies diferentes de palmas nativas, naturalizadas y cultivadas viven en Cuba, país con el mayor endemismo de esas plantas (84 por ciento) en el Caribe. (Para ampliar sobre esta información, leer el reportaje La Reina prefiere un trono de caliza)

Be Sociable, Share!

Leave a Reply