Meñique toca a nuestras puertas

Lunes, Julio 21, 2014

menique-primer-largometraje-3d-cubaMeñique, ese pequeño gigante de los valores, toca a nuestras puertas por estos días, y lo hace a través del séptimo arte, al estrenarse en La Habana, el primer largometraje cubano animado en tercera dimensión.

Indiscutiblemente, se trata de un hecho significativo: la versión libre del cuento homónimo, incluido por José Martí en la revista La Edad de Oro, la cual acaba de cumplir 125 años de haber salido de la pluma y del corazón del más universal de los cubanos.

La cinta, coproducida por la empresa gallega Ficción Producciones y los Estudios de Animación del Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos, con el apoyo de la Universidad de las Ciencias Informáticas, de La Habana, la Televisión de Galicia y la Villa del Cine de Venezuela.

Esta película se prestigia con primeras figuras actorales de Cuba y la participación de Silvio Rodríguez como compositor de las canciones que la acompañan.

Sin embargo, más allá del suceso artístico en sí mismo, este primer largometraje cubano animado en tercera dimensión constituye un llamado a rescatar o fortalecer valores en nuestra sociedad.

Reconforta mucho que se difundan obras como esta, en la cual sobresalen la honradez, la laboriosidad y la inteligencia, vencedoras de la fuerza, me comentó Yorlania Cuba, a la salida del cine Yara, ubicado en la céntrica esquina de 23 y L, de la barriada habanera de El Vedado.

“Meñique es bueno, ayuda a los demás. Él le ganó al gigante, porque fue más inteligente”, dijo en un hilo de voz su hija Liz Claudia, desde sus cinco años de edad, quien habla más con sus ojillos y manitas que con las palabras.

“No importa el tamaño; voy a ser como Meñique”, aseveró la niña, quien a partir de septiembre cursará el primer grado en la escuela de enseñanza primaria 28 de Enero, de Aldabó, en el municipio de Boyeros.

“Yo quiero el DVD de la película, mamá, le reclamó la pequeña, con la manifiesta intención de ver una y otra vez el filme con los amiguitos de su nueva escuela, la cual – para mayor coincidencia de la historia- lleva el nombre de la fecha del natalicio, en 1853, del Héroe Nacional cubano José Martí.

Y es que aquel saltarín de ojos brillantes de ardilla –como lo describió Martí- convida a niños y adultos a cultivar la bondad, la valentía, el conocimiento, la cortesía y los buenos modales.

Él nos recuerda que, en el joyero de la vida, ocupan también un lugar privilegiado la amistad, el amor, la justicia y el honor.

Abrámosle la puerta, pues, a este pequeño gigante de valores para que reine en nuestros hogares, para que reine en nuestros corazones.

Be Sociable, Share!

Leave a Reply