Malas noticias para los recalcitrantes de Miami

Jueves, Julio 10, 2014

Los batistianos y sus primeros descendientes, emigrados a Miami en los años iniciales tras el triunfo de la Revolución Cubana, ya no ejercen ese férreo control de antaño en la política del estado de Florida, y cada vez les resulta más difícil manejar la mente de quienes llegaron en las últimas décadas desde la Isla, fundamentalmente por motivos económicos.

Ello se ha hecho evidente en encuestas a la ciudadanía en esa ciudad floridana y en recientes pronunciamientos públicos de figuras de los ámbitos económico y político.

PolíticoMuy mal cayó a la jauría anticubana el hecho de que, a fines de mayo último, visitó Cuba Thomas J. Donohue, presidente de la Cámara de Comercio de EE.UU., quien se pronunció por iniciar un nuevo capítulo en las relaciones bilaterales.

En una Conferencia Magistral en el Aula Magna de la Universidad de La Habana, ante estudiantes, académicos y otros invitados, Donohue hizo votos para que, como mismo se están produciendo cambios en la economía cubana, comience un período de transición en las relaciones entre los dos países.

“La Cámara de Comercio piensa que ya es hora de eliminar las barreras políticas de larga data”, afirmó, antes de recordar que su organización ha hecho serios esfuerzos en estos años por lograr que el Gobierno de EE.UU. levante las sanciones contra la Isla, impuestas desde hace más de medio siglo para generar un “cambio de régimen”.

Demócratas piden fin del bloqueo contra Cuba en MiamiEn fecha más reciente, a principios del presente mes, en su paso por el barrio de la Pequeña Habana en Miami, el candidato demócrata a gobernador, Charlie Crist, dijo en público lo que pocos se atreven a decir, al pedir el voto de los cubanoamericanos: “Hay que poner fin al embargo (bloqueo) comercial de Estados Unidos sobre Cuba“, según reseñó la agencia norteamericana Associated Press (AP).

El gobernador aseguró: “Si realmente les importa la gente en la Isla, tenemos que liquidar el embargo y dejar que reine la libertad”, dijo a los gritos, mientras un pequeño grupo de opositores clamaba “¡vergüenza!”. No obstante, los gritos a favor de Crist fueron más fuertes.

La escena hubiese sido inconcebible unos años atrás, cuando los políticos se cuidaban mucho al hablar sobre el tema por miedo a malquistarse con los votantes cubanoamericanos.

Sin embargo, los demócratas intuyen que hay una nueva actitud por parte de los cubanos recién venidos y los cubanoamericanos de segunda generación, partidarios de reanudar las relaciones diplomáticas con la Isla, añadió AP.

Es la primera vez que uno de los principales aspirantes a la presidencia, de cualquiera de los dos partidos, sugiere derogar esta medida que lleva 52 años de vigencia.

Es el mayor desafío en décadas a la ortodoxia cubanoamericana y podría ayudar a reformular la política exterior de Washington, añade la agencia estadounidense de noticias.

También podría alterar el panorama político en el mayor estado pendular en cuanto al voto, donde el voto cubano se vuelca desde hace mucho a los republicanos debido a su intransigencia en materia del bloqueo.

Crist ha dicho que el bloqueo ha fracasado porque no ha derrocado al Gobierno de La Habana y en cambio perjudica al pueblo. “La definición de demencia es hacer lo mismo una y otra vez y esperar un resultado diferente”, dijo a la prensa, al inaugurar una oficina de campaña en la Pequeña Habana.

Los republicanos de Florida, indignados, lo acusan de traicionar a la comunidad cubana.

El avión de TV Martí se fue a bolinaA lo que ha sido una lluvia de “infortunios” para los más retrógrados politiqueros de Miami, se sumó lo informado el ocho de julio por el Departamento de Estado norteamericano: Estados Unidos finalizó oficialmente la transmisión de la mal llamada TV Martí desde una aeronave.

En la noticia, publicada en la revista Foreing Policy, se reconoce que desde su lanzamiento el programa se vio afectado por un simple problema: cada día que el avión voló, fue bloqueada su señal de transmisión, lo que significa que menos del uno por ciento de los cubanos podían ver los programas de televisión.

Pero en septiembre del año pasado, The Washington Post, había publicado una noticia que daba a conocer que el avión utilizado en las transmisiones de la señal de la televisión anticubana se encontraba estacionado en un campo de aviación en la zona rural de Georgia, y se pagaba a un contratista 79 500 dólares al año para su custodia.

Según este periódico, Philip Peters, un ex funcionario de dos administraciones republicanas y ahora presidente del Centro de Investigación de Cuba en Alejandría, Virginia, dijo que, “las emisiones del avión no tienen audiencia. Ellos la interfieren con eficacia desde su creación. Y en lugar de gastar el dinero en algo que beneficie al público, se ha convertido en una prueba de virilidad en el Capitolio. Este avión es el último vestigio de una experiencia extraña en la televisión a través del Estrecho de la Florida”.

Ahora les queda la transmisión vía satélite y por Internet; pero dada la mala calidad de los contenidos, muy pocas personas acceden a ellos. Por lo pronto, el avión de TV Martí también se fue a bolina, escribió esta semana el blog digital La pupila insomne, al hacerse eco de la noticia.

Be Sociable, Share!

Leave a Reply