La Edad de Oro en el concepto actual

Lunes, Mayo 5, 2014

La Edad de OroEl Museo Casa Natal de José Martí, de La Habana Vieja, acoge este jueves, a partir de las TRES de la tarde, el ciclo de conferencias “La Edad de Oro en el concepto actual”, dirigido por Salvador Arias, doctor en Ciencias Filológicas.

Arias, investigador del Instituto de Literatura y Lingüística, de la capital, ahondará también en torno a la fantasía y realidad en cuentos de La Edad de Oro, como “Bebé y el señor Don Pomposo”, “Nené traviesa”, “La muñeca negra”, “Meñique” y “El camarón encantado”.

Será tema del encuentro, asimismo, el estudio ideotemáticode los poemas de “La Edad de Oro” y su relación con la estrategia discursiva de la revista, sobre lo cual disertará la poetisa e investigadora habanera Caridad Atencio, del Centro de Estudios Martianos.

En esta ocasión, el Museo que atesora parte de las pertenencias del Héroe Nacional Cubano, ofrece a los interesados otra oportunidad para acercarse a la revista La Edad de Oro, emblemática pieza literaria de Martí publicada de julio a octubre de 1889.

Esta obra, paradigma del ideario pedagógico martiano y de singularbelleza artística, deviene ejemplar lección de humanismo y ensalza  valores universales, como el amor, la justicia, la ternura, la valentía, la bondado el desinterés, enunciados en relatos y poemas, escritos con un lenguaje universal que no conoce tiempos ni distancias.

Quienes acudan a la Casita de Paula, como se conoce popularmente el hogar donde el Maestro vio la luz el 28 de enero de 1853,tendrán la posibilidad de admirarunmundo de fantasía y realidad,mediante el cual Martí trasmite alas nuevas generaciones la idea de que el conocimiento coloca al ser humano en la senda de la libertad.

Desde su primera página, La Edad de Oro revela el propósito moral y educativo del autor:Meñique, por ejemplo, evidencia que el saber vale más que la fuerza,el amor de Piedadpor su muñeca Leonor enseña a valorar las cosas por encima de su apariencia externa, y el  camarón encantado ilustra cómo el egoísmo, la cobardía y la ambición desmedida conllevan a la desgracia en la vida de los hombres.

Precisamente, son estos valores en los que se asienta nuestra sociedad para el mejoramiento humano. Por eso, amerita evocar las palabras de José Martí, en la portada de su revista: Para los niños trabajamos, porque los niños son los que saben querer, porque los niños son la esperanza del mundo.

Be Sociable, Share!

Leave a Reply