La voz viril de un pueblo que no se deja engañar

Domingo, Marzo 2, 2014

Este fin de semana, la escalinata de la Universidad de La Habana fue escenario de un gran concierto, disfrutado por miles de jóvenes, en reclamo de justicia para los Héroes cubanos que fueron condenados en Estados Unidos, por el “delito” de monitorear a grupos terroristas anticubanos asentados -con la anuencia de Washington- en el estado norteamericano de Florida, las mismas agrupaciones que han planeado y ejecutado actos violentos que han costado la vida o incapacidad física de muchos civiles, de Cuba y de otros países.

A estos Héroes condenados injustamente en Estados Unidos, la maquinaria propagandística de la derecha los llama “espías”, la misma maquinaria que presenta como “libertadores” a personajes como Luis Posada Carriles, autor intelectual del sabotaje en pleno vuelo a un avión civil cubano en 1976, hecho que cobró la vida de los 73 ocupantes de la nave, incluido el equipo juvenil cubano de esgrima. Este “Rambo americano”, indultado en su momento por George Bush, tiene un expediente criminal muy amplio también en Sudamérica, donde estuvo vinculado a actos de torturas y muertes, como parte de la Operación Cóndor, nombre asignado a un plan de inteligencia y coordinación entre los servicios de seguridad de los regímenes militares del Cono Sur: Argentina, Chile, Brasil, Paraguay, Uruguay y Bolivia, la contrarrevolución cubana y los servicios secretos de Francia en la década de los años 1970, y que se constituiría en una organización clandestina internacional para la práctica del Terrorismo de Estado con la cooperación de los Estados Unidos, con el fin de eliminar a las voces opositoras, principalmente de izquierda.

René González, Fernando González, Ramón Labañino, Antonio Guerrero y Gerardo Hernández son los Cinco Héroes antiterroristas cubanos apresados en Miami en septiembre de 1998 y condenados (en juicio político en esa misma ciudad) en 2001, a penas que oscilaron desde 15 años de cárcel hasta dos cadenas perpetuas más 15 años. Los dos primeros, ya están en Cuba, tras cumplir sus respectivas condenas de prisión.

El concierto en la escalinata de la Universidad de La Habana se constituyó en un reclamo de justicia en torno al caso de Los Cinco, en especial para Ramón, Antonio y Gerardo, aún en las prisiones de un imperio que en cada uno de ellos condenó a Cuba por su decoro y resistencia a toda prueba.

Las imágenes que ofrecemos aquí (tomadas del sitio digital Cubadebate) están dirigidas, especialmente, para aquellos que, utilizando el poder de los grandes medios, tergiversan hasta la saciedad lo que ocurre en Cuba; para los actores -conscientes o no- de esa maquinaria endemoniada de calumnias contra un país que es en sí mismo un monumento a la dignidad. En la última de estas instantáneas, se funden en un abrazo René y Fernando, en La Habana, al regreso de este último.

Concierto por Los Cinco y de bienvenida a Fernando GonzálezFernando González habla en el Concierto por Los CincoRené, Fernando y familiares en concierto por Los CincoNuevas generaciones con sus HéroesJóvenes levantan sus voces en concierto por Los CincoRené y Fernando, a la llegada de este a La Habana

Be Sociable, Share!

Leave a Reply