La Habana, rendida ante el celuloide indio

Sábado, Noviembre 2, 2013

Él es el Tigre, la película más taquillera de la India

Él es el Tigre, la película más taquillera de la India

A más de dos siglos y medio de la ocupación de La Habana por tropas de Inglaterra, una de las excolonias británicas en Asia, la India, sitia también a la capital de Cuba.

Solo que esta vez se trata de una flotilla de “acorazados cinematográficos”, cuyos cañonazos de talento, gracia y buen gusto tienen embelesados a muchos de los habitantes de la más azul de las ciudades de la Isla.

Y es que en mi Habana, aunque se ve tanto cine de factura hollywoodense, se sabe distinguir lo cualitativamente superior, aquello que es universal, sin abandonar las raíces culturales auténticas.

Los aplausos en la Sala Chaplin, de El Vedado, resumieron, el sentir de un público satisfecho con las propuestas de la Jornada de Cine, insertadas en el Festival de la Cultura India.

Los habaneros pudieron disfrutar esta semana la proyección de excelentes filmes, como los intitulados Ritmo, El hombre de buen corazón se llevará a la novia y Él es el Tigre, cinta esta última con escenas rodadas en la capital cubana.

¿Cuál es, entonces, la magia de las producciones indias del celuloide? ¿Por qué logran ese contacto directo con los receptores, aun en tierras tan distantes -y tan distintas- de Nueva Delhi?

Han sabido tocar el corazón del espectador, desde la sencillez, apelando a vistosas y bien montadas coreografías; a diálogos llenos de valores, de enseñanzas; con música y colores vivos que atrapan al más exigente, mostrando -desde la cultura- el alma del pueblo indio, sus costumbres, creencias y conflictos, con muchos puntos de contacto con la esencia del hombre común, en cualquier latitud.

Las escenas finales de Él es el Tigre se rodaron en La Habana

Las escenas finales de Él es el Tigre se rodaron en La Habana

En La Habana hemos visto apenas un botón de muestra de la extensa y variada filmografía del país que más largometrajes produce en el mundo (unas mil por año) y ha sentado pautas en el género musical, con el despliegue de coreografías que combinan magistralmente la danza, el canto y los trajes típicos, con vistosos colores.

Resulta, pues, un privilegio apreciar producciones de esta factura, las cuales debieran ser más frecuentes, no solo en los cines de la capital, sino también en la pantalla chica.

Lo agradecerían los niños, jóvenes y adultos de hoy, y sobre todo, los del mañana.

Be Sociable, Share!

Category: Sin categoría

Leave a Reply